El almacén automático vertical de IBERFOIL garantiza una gestión más eficaz y segura

IBERFOIL apuesta por las últimas tecnologías para mejorar sus procesos de producción y conseguir una máxima calidad en sus productos.

Un buen servicio al cliente comienza por una gestión eficaz en planta. Para ello, IBERFOIL cuenta entre sus instalaciones de más de 110.000 m2 con un almacén único, vertical y automático, con capacidad de hasta 110 bobinas –unas 1.400 toneladas- que permite:

• Un control exhaustivo de las materias primas y de las bobinas en proceso de laminación, asegurando el perfecto estado de las mismas
• Una mayor automatización de los procesos de producción: más rápidos y eficaces
• Reducir el riesgo de estropear el material
• Garantizar la seguridad del personal en planta

IBERFOIL invierte regularmente en tecnología mejorando sus instalaciones, obteniendo una alta calidad en sus productos, un servicio al cliente más rápido y una mayor seguridad para su personal en planta.

iberfoil_almacen